Y… ganas tiene

Si te gusta esta nota, Compartila!

Pasadas las 18.15, el Main Stage 1 se iluminó, se escucharon los primeros acordes de Fuckin’ in the bushes y parecía que arrancaba uno de los clásicos shows de Oasis. Pero sólo fue un amague, porque Liam Gallagher hizo su entrada después, con el sonido de Rock ‘n’ roll star, otro de los hits de la banda que fue ovacionado por todos.

Con la voz algo disfónica pero mucho mejor en comparación con el side show que dio acá el miércoles, Liam siguió con Morning glory, que fue recibida con aplausos por el público fan de la formación británica que se disolvió en 2009. Y el recuerdo de Oasis se notó, ya que de los 12 temas que sonaron 8 fueron del grupo que lideró su hermano Noel.

Luego le llegó el turno a lo nuevo y sonaron Greedy Soul, Wall of Glass, Bold y For what it’s worth, temas que vibraron alto, con la garganta de Gallagher ya lista para dar mucho más. “Olé, olé, olé, Liam, Liam”, se escuchó en el campo entre canción y canción, con saltitos y aplausos.

Pero el momento más alto del show se dio sin dudas con el sonido de Wonderwall y la cosa se puso romántica: caía la tarde y se encendieron todos los celulares, se iluminó el campo y todos cantaron el estribillo del gran hit de Oasis.

Enseguida llegó Live forever, para cerrar un espectáculo lleno de fuerza, nostalgia por lo que fue Oasis y la promesa de un artista que quiere ir por más.

 

 

 

Por Marina Friedlander

Fotos de Ornella Capone

Music News

Está entre nosotros

Es The Now Now, el nuevo álbum de Gorillaz, del que conocíamos unas cuatro canciones apenas y ahora ¡voilá! lo podés escuchar completo acá:    

Music News

Taylor Hawkins defendió a Dave Grohl

Taylor Hawkins defendió a Dave Grohl ante las acusaciones hechas por el ex baterista de Foo Fighters William Goldsmith, que afirma que lo despidieron de la banda en 1997. Goldsmith – que también tocó en Sunny…