Queens of the Stone Age nos regaló temazos con un gran show en Vélez

Si te gusta esta nota, Compartila!

 

La banda liderada por Josh Homme volvió a nuestro país para dar un espectáculo perfecto en el marco de la presentación de Villains, su último disco producido por Mark Ronson. Álbum nuevo, show nuevo, sensaciones nuevas: fue la quinta vez que los teníamos en Argentina, pero cada encuentro con QOTSA es sin duda un evento único. Y este fue espectacular. Si el corazón de Josh era “puro fuego”, el nuestro estaba a punto de estallar. Así describía el frontman sus sensaciones al verse parado frente a Buenos Aires una vez más.

Puntualidad extrema y algunos problemas en el ingreso al estadio hicieron que el inicio del show, aún con luz de día, sea a estadio medio lleno, sin lo colmado que supondría la visita de una banda como Queens of the Stone Age. Por supuesto, el “plato fuerte” de la noche era técnicamente Foo Fighters, pero la entrada se alentó y mucha gente fue entrando a medida que transcurría el show.

El show fue una seguidilla de himnos que dejó contentos sobre todo a los que no prefieren tanto sus inicios, con la banda interpretando canciones de los últimos cuatro de los seis álbumes que integran su discografía. Haciendo honor a …Like Clockwork, la gran obra anterior a Villains, Homme y compañía arrancaron el show con My God is The Sun, además de tocar Smooth Sailing e If I Had a Tail. Pero no faltaron unos temazos de Lullabies To Paralyze, incluyendo Little Sister, y la balada sensual de Era Vulgaris, Make It With Chu.

 

De Villains hicieron cuatro temas; la muestra justa para un show que prometía todo pero por una cuestión de co-presentación – han hecho, por supuesto, shows más largos cuando no se trata de una fecha doble – duró 17 canciones. Pero nada que reclamar. Quizás la ausencia del debut o Rated R, pero la potencia del resto de la discografía hizo que los presentes disfruten de un espectáculo de rock único.

Para la última tanda, no podía faltar No One Knows en la seguidilla de Songs For The Deaf. “Somos libres y es lo único que importa”, nos decía Josh, que terminó parado sobre el bombo tocando A Song For The Dead.

 

Una pena que haya quedado gente afuera que se dispuso a llegar lo suficientemente temprano para ver a esta banda. Pero conociendo a Queens of The Stone Age, no faltará mucho para que vuelvan a visitarnos. ¡Los esperamos!

 

 

 

 

Euforia, locura, alegría: Foo Fighters arrasó con un auténtico espectáculo de rock

 

 

Por Natalia Grego

Fotos de José Luis García